Terapia para adultos

Trabajamos todo tipo de dificultades en la edad adulta, tanto individualmente como en pareja: Bajo estado de ánimo, ansiedad, fobias ,estrés, baja autoestima, déficit de habilidades sociales, duelo, problemas sexuales, problemas familiares o de pareja, problemas de sueño, problemas de alimentación, duelo, adicciones, etc…

Baja autoestima

La autoestima es la suma de la confianza y el respeto por uno mismo; refleja el modo de pensar que cada uno tiene acerca de su habilidad para enfrentar los desafíos de la vida (comprender y superar los problemas) y el derecho a ser feliz (respetar y defender tus intereses y necesidades).
El sentido que demos a nuestra autoestima, afecta de forma decisiva en todos los ámbitos de nuestra vida: familiar, laboral, social…
La autoestima también es la clave para comprendernos y comprender a los demás, tener una buena autoestima es sentirnos valiosos y útiles y con derecho a ser felices.
Cuanto mejor sea autoestima mejor preparados estaremos para afrontar los problemas, más alegría experimentaremos, y afrontaremos la vida con mayor confianza y optimismo.

Duelo

Cada uno de nosotros siente la pérdida de modo distinto, basándonos en múltiples factores.
También son muchos los tipos de duelo que podemos experimentar: el fallecimiento de una persona allegada, la pérdida de un puesto de trabajo, una ruptura de pareja, una ruptura con una amistad importante, una enfermedad que modifica la calidad de vida, etc. Por todo ello, varía la intensidad del pesar y su duración. Las reacciones que se presentan son, en la mayoría de los casos, totalmente normales. A pesar de las particularidades de cada uno,
emergen sentimientos, pensamientos y acciones comunes a todos aquellos que se
encuentran en una situación de duelo. Por ello podemos hablar y trabajar las fases del
duelo, que son parecidas a las etapas por las que pasa una herida hasta su cicatrización.
Estas fases pueden presentarse de forma simultánea, predominar una sobre otra y algunas pueden persistir por un tiempo más prolongado.

Problemas sexuales

Disfrutar y vivir la sexualidad es algo que afecta positivamente en el día a día de las
personas, ayuda a mejorar la autoestima y propicia una mejor comunicación con la pareja.
A veces, el sexo es igual a placer; sin embargo, en otras ocasiones, la realidad es diferente. En estos casos, tenemos que analizar qué problema es el que nos está produciendo un malestar a nivel sexual, las causas que lo propician y el modo de abordarlo.

Problemas de pareja o familiares

Una relación estable y deseada tiene efectos positivos en el bienestar personal, al igual que una relación deteriorada interfiere en la dinámica familiar y en la salud mental de quienes la padecen.
Nuestro objetivo es trabajar en la reconstrucción y rehabilitación de una
relación que se ha deteriorado por determinadas razones.
Igualmente, las dificultades familiares causadas por una comunicación inadecuada, falta o ausencia de límites y normas, dificultad en la expresión de emociones y de afecto, inadecuada relación entre sus miembros… son causas de malestar. La ausencia de tratamiento sobre estas dificultades, no hará más que aumentarlas aún, con el consecuente
deterioro de la familia en general y de cada uno de sus miembros en particular.

Problemas de sueño

Es el trastorno de sueño más frecuente en la población general. Se trata de una reducción de la capacidad para dormir, pudiendo manifestarse de diversos modos que dan lugar a diferentes tipos de insomnio. La falta de sueño puede afectar de modo negativo a nuestra vida, provocando deterioro social, ocupacional o de otras áreas importantes. Es por ello que analizaremos los factores cognitivos, emocionales, sociales, conductuales o fisiológicos que pueden estar involucrados en el insomnio, con el objetivo de llevar a cabo el tratamiento más adecuado en cada caso, según el factor o factores que estén influyendo en la aparición y/o mantenimiento del insomnio.

Adicciones

Normalmente al pensar en adicción pensamos en sustancias, sin tener en cuenta el hecho de que existen claras adicciones en las que no se consume una sustancia: juego patológico, compras compulsivas, videojuegos, aparatos electrónicos… Todas y cada una de estas adicciones, están precedidas por un deseo imperioso y una necesidad hacia el objeto de deseo difícilmente controlable. Suelen ir seguidas por sentimientos de culpa y malestar, entrando en un círculo vicioso de difícil manejo.
Partiendo de la base principal de las ganas de afrontar y superar la adicción, trabajaremos desde los factores desencadenantes hasta los aspectos que pueden estar manteniendo
dicha adicción. Localizados los mismos, aprenderemos estrategias adecuadas para el adecuado afrontamiento del problema y trabajaremos en la prevención de recaídas y en el nuevo modo de vida.
El apoyo familiar y social resultará muy importante.

Problemas de alimentación

Es uno de los problemas más en auge en nuestra sociedad. Mantener una relación adecuada y saludable con la comida, es fundamental para que no aparezcan estas dificultades.
La sociedad actual y los cánones de belleza tan exigentes con el físico, el efecto reforzante de la comida (tanto porque nos relaja ante momentos de ansiedad, como por el placer que generan), el estrés y los escasos tiempos para comer, terminando por elegir comidas rápidas y altamente calóricas… son aspectos fundamentales en el aumento de estos
problemas en las últimas décadas.
Partiendo de las causas que han propiciado o continúan propiciando la falta de equilibrio en la alimentación, así como la detección y análisis de factores cognitivos asociados, trabajaremos en la forma más eficaz de afrontamiento de dichos problemas, para conseguir volver a sentirnos bien con la comida y disfrutar de ella de modo sano y saludable.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad